Videoteca del ContraGolpe

News & Media Website

Videos que Desmontan la Guerra Mediática ó Guerra de Cuarta (4ta) Generación contra Venezuela. La guerra mediática contra Venezuela fomentada desde EE.UU.


Videos que Desmontan la Guerra Mediática o Guerra de Cuarta (4ta) Generación contra Venezuela.

La guerra mediática contra Venezuela -fomentada principalmente desde Estados Unidos- comenzó en 1998, cuando ya las encuestas vaticinaban la victoria, en diciembre de ese año, de Hugo Chávez como Jefe de Estado, debido a sus planteamientos de transformación profunda del país.

Es una guerra continuada que empezó en 1998, incluso antes de las elecciones, cuando se sabía virtualmente que Chávez iba adelante en las encuestas y que iba a ganar, en las usinas del imperio comenzaron a mandar ideas que hablaban del 'negro Chávez'.

Desde antes que llegara a Miraflores ya habían comenzado a funcionar las matrices de opinión en una campaña de guerra sucia mediática, que llevaría después a la construcción de Chávez como un enemigo a vencer.

El ataque sistemático de las grandes corporaciones mediáticas contra la Revolución Bolivariana, agudizado durante los últimos meses en apoyo a las acciones terroristas ejecutadas por grupos de ultraderecha -apoyados por EEUU- que buscan derrocar el Gobierno constitucional del presidente chavista Nicolás Maduro.

En el año 2002, los grandes medios jugaron un papel fundamental en el derrotado golpe de Estado contra Chávez y el paro petrolero, esta vez las empresas de comunicación forman parte de una guerra integral.

Desde la llegada del presidente Maduro al poder, en abril de 2013, la derecha ha profundizado la guerra mediática promoviendo el desconocimiento de la autoridad y deslegitimando las instituciones del Estado, además ha ejecutado una guerra económica caracterizada por el acaparamiento de productos y la especulación de precios.

Es parte de lo que llamamos una guerra de espectro completo donde lo militar se combina con la economía, con la política, con lo cultural, con lo mediático, son distintos aspectos de una misma guerra, una guerra integral que es una guerra en definitiva por los territorios.

En el caso de Venezuela la disputa tiene que ver con el petróleo y otros valiosos recursos que hay sobre su territorio, en el que anteriormente Estados Unidos ejercía control.

Otra razón es el empoderamiento del pueblo -fomentado por Chávez y continuado por Maduro- mediante el poder constituyente y la construcción de una democracia participativa y protagónica; además del impulso a la unidad latinoamericana y caribeña en lo político y lo económico.

Venezuela es objeto de una guerra de los grandes medios corporativos que intentan destruir este modelo, porque este modelo si se replica en otras latitudes, se contagia en otros países, va a llevar justamente a un cambio de sistema.